09.13.19

5 ejercicios para evitar la papada

5 ejercicios para evitar la papada
El mentón es una zona un tanto pequeña, si se compara con el resto del rostro. Sin embargo, puede alterar el equilibrio de tu perfil si sus dimensiones se salen de proporción debido a grandes cantidades de grasa acumuladas; esto es lo que se conoce como papada. Tener una, puede significar una falta de armonía en la silueta de tu rostro, pero también un riesgo directo para tu salud, pues puede ser síntoma de problemas cardiometabólicos en gestación.

La papada puede tener diferentes orígenes, como enfermedades o desórdenes glandulares. Sin embargo, si la tuya se debe al sobrepeso, puedes disminuirla rápidamente, sometiéndote a una Lipólisis de papada. También puedes emplear procesos que darán resultados a largo plazo, como bajar un par de kilos en el gimnasio, o realizar ejercicios capaces de brindar fortaleza a los músculos de tu rostro y cuello. Estos, además, serán fundamentales si aún no tienes una y quieres evitar que salga. Algunos de ellos, son:
  • Repite las vocales: Ponte de pie y mantén tu espalda recta. Luego di cada una de las vocales, lenta y pronunciadamente, con tu boca abierta de par en par. Repítelo cuántas veces te sea posible a lo largo del día.
  • Lengua de prensa: Siéntate con tu espalda recta, mientras descuelgas tus hombros. Luego inclina hacia atrás tu cabeza para mirar hacia el techo. Entonces, presiona tu paladar superior con tu lengua, al mismo tiempo que flexionas la cabeza, para tocar el pecho con tu mentón. Repite veinte veces. Luego descansa y vuelve a la posición inicial, para hacer el ejercicio con tu paladar inferior.
  • Pucheros: Puedes realizar este ejercicio tanto sentada, como de pie, pero tu espalda debe estar recta y tus hombros, caídos. Haz pucheros y contrae el cuello, mientras sacas tu labio inferior tanto como puedas. Después, flexiona la cabeza sin dejar de contraer los músculos de tu cuello, como si quisieras que tu mentón descansara sobre tu pecho. Veinte repeticiones serán suficientes por día.
  • Boca de pato: Con tu espalda recta y tus hombros caídos (sentada o de pie), envía hacia atrás tu cabeza y cierra los labios, en forma de boca de pato, o de ?O?. Mantente así durante 20 segundos. Diez repeticiones bastarán.
  • Rota tu cuello: Estando sentada o de pie, pero con tus hombros descolgados, busca erguir tu columna hasta donde no puedas más. Luego, lleva tu mentón de un hombro al otro, en pequeñas medialunas que bajen hasta el pecho. Realiza 10 repeticiones cada día.
Estas técnicas serán muy útiles y divertidas de realizar, si deseas reducir tu papada o prevenir que surja. Sin embargo, si no tienes tiempo y quieres resultados rápidos, no invasivos e indoloros, puedes despedirte de ella para siempre en instantes, mediante la Lipólisis de papada. Esta técnica emplea láseres especializados, diseñados para romper células grasas y estimular la producción de colágeno en tu piel.

Si te interesa conocer más acerca de este tratamiento, pide tu cita de valoración y despeja todas tus dudas al respecto, ingresando ahora mismo a nuestra sección Lipólisis láser. Si te permites experimentar lo que esta novedosa tecnología puede hacer por ti, te aseguramos que sus resultados te sorprenderán.
Cuéntale a tus amigos:
0
0
0
Cuéntale a tus amigos:
Contáctanos
(+57) 320 349 57 51

Contáctanos

X
Solicita información o llamada de respuesta.
¡Espera pronto nuestras mejores promos!
Promociones Medicina Estética
Aquí encontrarás las mejores ofertas y descuentos en nuestros tratamientos de rejuvenecimiento facial y corporal.

Más Tratamientos que te pueden interesar - Consejos y Tips